¿Cómo comprar mi primer calentador de agua? Aquí una guía completa

Casa o departamento, para cualquiera de los dos existe el calentador idóneo y con sistemas avanzados que permiten ahorros eficientes de energía y dinero.

Tu asesor comercial solo deberá saber para qué zonas de la vivienda necesitas el agua caliente y cuántas personas habitan en ella.

¡Ajá! La decisión está tomada y el calentador de agua va porque va. Ya te decidiste, ahora el gran enigma es cuál y en dónde comprar. Y esto es más sencillo de lo que te imaginas, solo necesitas tomar en cuenta pocos detalles, pero muy importantes y cruciales para realmente disfrutar de un servicio que ofrece muchas satisfacciones y, en el contexto actual, hasta muchos beneficios sanitarios.

Paso 1

Fundamental preguntarse para qué me sirve un calentador de agua

Y sí, aunque parezca obvio, un calentador de agua sirve para elevar la temperatura del agua de su estado natural a niveles superiores y su uso es muy variado. Por ejemplo, ¿a quién no le gusta tomar un baño de agua tibia o caliente para relajarse? Y seguramente sea la primera razón por la que muchos se animen a adquirir uno.

Sin embargo, otras formas de darle uso al calentador de agua son en la cocina y en la lavandería. En la primera, su eficacia al momento de lavar los trastes con agua caliente es fundamental para ayudar a remover con más facilidad las grasas e impurezas, así como para eliminar cualquier existencia de bacterias. Mientras que, en la lavandería o lavadora de ropa, someter a esta a fuertes temperaturas de agua ayudará a una mejor penetración del detergente en la ropa, pero también a combatir cualquier agente contaminante de virus o suciedad que provenga externamente y que pueda quedarse impregnado en tu ropa.

Paso 2

Analiza las opciones y selecciona el que mejor te convenga

La oferta de tipos de calentadores es amplia, pero no todos son idóneos para cualquier lugar. Por ejemplo, hay dos tipos principales: los que calientan el agua de forma inmediata, que se los conoce como de paso o instantáneos; y, hay también los que calientan, almacenan y mantienen la temperatura caliente que se llaman de tanque o de acumulación.

Paso 3

Asiste a un punto autorizado

Así es, los expertos siempre te guiarán mejor. Es importante que tomes en cuenta que contar con un calentador de agua también debe proporcionarte seguridad, ya que al trabajar con energía eléctrica o a gas, si se cuenta con las garantías de una correcta inspección de las instalaciones de agua, una correcta asesoría de compra e instalación profesional, estos equipos no representarán más que beneficios para ti y tu familia.

No olvides avisar a tu asesor de compra, a cuántas personas va a servir el calentador de agua, a qué puntos de tu casa quieres que se conecten, la ciudad o zona para la que lo requieres, así como de mencionar cuál es el sistema (gas o electricidad) que más tranquilidad te da, o los beneficios de ahorro y economía que buscas.

En este sentido, hay especificaciones que no puedes pasar por alto, pues si bien es práctico y sencillo comprar un calentador de agua, es un paso de mucha responsabilidad. Esta recomendación la ofrecen los expertos de Comercial Ginatta un centro autorizado y con ventas a nivel nacional en donde podrás encontrar variedad de calentadores de agua para tu necesidad y bolsillo, así como tener la garantía y tranquilidad de que, el que elijas es el que necesitas.

Otras noticias

Destacadas

whatsapp botón